Oriol Rossell presenta L’Enriqueta, un monovarietal de Macabeo elaborado sin aditivos


La bodega Oriol Rossell reivindica el Macabeo con su último vino. L’Enriqueta es un monovarietal elaborado a partir de la agricultura ecológica, al que no se le han añadido aditivos durante el proceso de elaboración. Este nuevo proyecto es un reconocimiento a la viticultura tradicional y al entorno natural de Cal Cassanyes, un paisaje vitícola que ha acompañado a la familia Rossell durante centenares de años.

Respeto por el medio ambiente y reivindicación de una de las variedades del Penedès de referencia
El Macabeo previene de la viña de Les Alzines, cultivada siguiendo las técnicas de la agricultura ecológica. El suelo de esta parcela de la finca de Cal Cassanyes es calcario y de textura arcillosa. Para conseguir el grado deseado, la uva se ha dejado madurar en la vid. Una vez vendimiada manualmente, se hizo un prensado con los pies siguiendo el método tradicional y el pie de cuba en la misma viña. La fermentación se hizo a partir de levaduras salvajes. Durante todo el proceso de elaboración no se añadió ningún tipo de aditivo.Este proyecto vitivinícola hace un doble homenaje. Por una parte, reivindica la importancia del Macabeo en el Penedès, una de las variedades autóctonas con más notoriedad en la historia vitivinícola de este territorio, que tradicionalmente se ha utilizado para hacer ensamblajes. Además, con L’Eneiqueta, la bodega apuesta por las técnicas y métodos de elaboración tradicional basados en el respeto a la naturaleza y los procesos manuales.

El personaje más carismático de Cal Cassanyes
El monovarietal recibe el nombre de la gata de la familia Rossell. L’Enriqueta es conocida por todos los trabajadores de la bodega y por muchos de los clientes y visitantes. Hace años que da la bienvenida a todos aquellos que se acercan a la finca. Con el paso del tiempo, l’Enriqueta se ha convertido en uno de los personajes más significativos de la bodega, que forma parte de la vida animal y natural de Cal Cassanyes.

Este monovarietal se suma a la apuesta firme por el cuidado y el medio ambiente que Oriol Rossell inició hace cinco años. En la actualidad, la bodega de Sant Marçal produce 3 de sus vinos a partir de la agricultura ecológica. L’Enriqueta es un ejemplo más de los pasos que Oriol Rossell está haciendo a favor de una viticultura totalmente respetuosa con el entorno.