Oriol Rossell volverá a acoger una actuación de los Castellers de Vilafranca 70 años después


El próximo domingo 17 de junio, la bodega Oriol Rossell volverá a revivir una diada castellera en su finca de Cal Cassanyes. Dentro de los actos de su 70º aniversario, los Castellers de Vilafranca han querido incluir una diada en casa de su fundador, Oriol Rossell, y revivir así una de sus primeras actuaciones como colla en los años 50. La diada se iniciará a las 12 del mediodía en el patio de Cal Cassanyes y promete ser histórica: los Castellers de Vilafranca tiene el objetivo de hacer un castell de 9 plantas y convertir Cal Cassanyes en plaza de 9. El propietario de la bodega e hijo de Oriol Rossell, Toni Rossell, se ha mostrado muy ilusionado con este acto: “Para nosotros es un gran orgullo que los Verds hayan querido incluir  este evento dentro de los actos de celebración de su aniversario”.

La estrecha relación de Oriol Rossell y los Verds

Oriol Rossell, conocido popularmente como El Mascle de Sant Marçal (El Macho de Sant Marçal), fue el fundador de la colla en los años 50. Es por ese motivo que una de las primeras actuaciones de la colla se hizo en Cal Cassanyes, nombre de la finca de la bodega Oriol Rossell. En aquella ocasión los Castellers de Vilafranca lucían camisa roja pálido ya que en aquella época, todas las collas eran de la zona de Valls y El Vendrell, y vestían colores como el rosado y el rojo. Fue al cabo de unos años, que la colla pasaría a vestir de verde y se llamaría popularmente con este color.

La vinculación de la bodega con el mundo de los castellers y los Verds ha sido continua a lo largo de todo este tiempo. En la casa solariega de la bodega, hay un espacio dedicado a los castells. El llamado “santuario casteller” hace un repaso a la historia de la colla con elementos como fotografías, camisas o documentos referentes a los Castellers de Vilafranca. Un espacio que la familia Rossell ha conservado con mucha estima. “Nos une una relación muy fuerte con la colla. Para nosotros, poder acoger una diada como esta es muy especial”, ha afirmado Toni Rossell que ha añadido “Convertir Cal Cassanyes en una plaza de 9 es un gran homenaje para mi padre”.

La diada, abierta al público, empezará a las 12 del mediodía. Su presidente, Joan Badell, ha explicado que la actuación es uno de los actos con más relevancia del conjunto que se han programado para celebrar el 70º aniversario de la colla: “es un honor como colla poder hacer un homenaje al fundador de los Verds y más en su casa”.

Cava Aleta en la Diada de Cal Cassanyes

En acabar la actuación, la bodega servirá a los asistentes una copa de cava Aleta. Este es un cava brut nature que Oriol Rossell presentó hace un año aproximadamente dedicado a los Castellers de Vilafranca.